Back to Top

Hikari Photo

bonitos reportajes de comunión donostia san sebastian gipuzkoa

Reportaje de Comunión – Miren

A pesar de que el tiempo no acompañe en absoluto, la temporada de comuniones de este año está saliendo mejor de lo que esperaba.
Aprovechando el mínimo rayo de Sol o que haya dejado de llover un rato, las fotografías de los niños con sus trajes de comunión se van haciendo. Y como al mal tiempo hay que poner buena cara y agudizar el ingenio, pues eso es lo que hice con el reportaje de Comunión de Miren.

Hace unos cuatro años que hice una preciosa sesión de fotos de Miren y Eneko en la playa de la Concha. Desde entonces a parte de encariñarme con los niños y las fotos que les hice, los padres de Eneko y Miren siguieron contando con mis reportajes.
Dos años más tarde Eneko hacía la Comunión y las fotografías se hicieron en el Palacio MiraMar de Donostia, con un día caluroso y soleado.

Este año le tocaba a Miren y como era de esperar, el buen tiempo brillaba por su ausencia. No pasa nada, este año hay que echarle un pulso a la lluvia y punto. No queda otra.

Decidimos hacer el reportaje en casa de la niña. No es la primera vez que hago reportajes en interiores. Quedan muy bonitos también, siempre que estemos cerca de un foco de luz natural.
Lo que no me esperaba yo al entrar en el edificio donde vivía la familia de Miren, era encontrarme con un portal elegante, todo de mármol y con más de 100 años de antigüedad.

Impresionante la luz que entraba por ahí y el color que tomaba el portal. Un edificio que antiguamente fue un hotel. Siempre que voy a Donosti, no puedo evitar el quedarme embelesada con la arquitectura de esta gran ciudad.

Tampoco me esperaba que iba a subir a la azotea del edificio y ver un paisaje típico parisino pero en la ciudad de Donostia.

Cuando Miren entró en la sala con su vestido de comunión de lino, me quedé asombrada de lo mucho que había cambiado. Su aspecto de niña que tanto se parecía a Drew Barrymore, se había convertido en una niña adulta con piel de porcelana. Preciosa. Otro factor sorpresa fue conocer a la pequeña Iratxe, una muñequita.

Me olvidé del mal tiempo, y de lo encapotado que estaba el día. Estos niños ya me daban la luz suficiente para hacer un reportaje de lo más bonito y familiar.

La sesión se hizo en apenas una hora. Pasé un rato más que agradable con toda la familia, y como era de esperar me encariñé un poco más con ellos.

¡Gracias por confiar de nuevo en mi! Un abrazo.

bonitos reportajes de comunión donostia san sebastian gipuzkoa bonitos reportajes de comunión donostia san sebastian gipuzkoabonitos reportajes de comunión donostia san sebastian gipuzkoa bonitos reportajes de comunión donostia san sebastian gipuzkoa bonitos reportajes de comunión donostia san sebastian gipuzkoabonitos reportajes de comunión donostia san sebastian gipuzkoa

bonitos reportajes de comunión donostia san sebastian gipuzkoa

bonitos reportajes de comunión donostia san sebastian gipuzkoa

bonitos reportajes de comunión donostia san sebastian gipuzkoa

bonitos reportajes de comunión donostia san sebastian gipuzkoa

bonitos reportajes de comunión donostia san sebastian gipuzkoa

bonitos reportajes de comunión donostia san sebastian gipuzkoa

bonitos reportajes de comunión donostia san sebastian gipuzkoabonitos reportajes de comunión donostia san sebastian gipuzkoa

bonitos reportajes de comunión donostia san sebastian gipuzkoa

Leave a reply

Copyrighted Image