Cuando las mascotas son un bebé más en casa – Reportaje de Mascota y Bebé


Puede que esté más sensible de lo normal con el mundo de las mascotas, pero la verdad, pensando en como redactar este post, sólo me vienen palabras cariñosas a la cabeza.No es para menos.

Esta simpática pareja, protagonista de las fotografías de este post, decidieron hacer un reportaje fotográfico junto a su mascota Lara, una preciosa perra de raza Spaniel Breton.
Solamente ver como trataban a Lara, con admiración y cariño, me alegraba la existencia.
Soy consciente de que nuestras mascotas necesitan disciplina y que no las “humanicemos” tanto, totalmente de acuerdo, pero a veces es inevitable.
Tratamos a nuestros bichos de casa como si fuesen bebés o niños. Y yo soy la primera en tratar a Coco como si fuese el niño de la casa.

Lara, es inquieta, nerviosa y muy juguetona. En el monte de Peñas de Aia no paró un segundo. Palito por allí palito por allá. Correr de un lado a otro y unas pocas paradas para recibir mimos.Un gustazo verla brincar toda feliz…y yo detrás claro ( acabé agotada esa tarde )

Lo que igual no se imaginaba Lara es que en unos meses ya no iba a ser el único bebé de la casa…
Aunque con ese olfato o sentido extra que tienen los perros, algo se olería de que se avecinaba un cambio en el hogar.

A las pocas semanas de realizar una preciosa sesión fotográfica de embarazo en estudio y en los alrededores del barrio Jaizubia, nació June. Un bebé que parecía una golosina de los rosita que tenía la piel.

June ya contaba con apenas tres semanas de vida cuando decidieron hacerle unas fotografías de recién nacida.

Siempre recomiendo que para que sean fotografías de recién nacido es conveniente hacerlas con unas dos o tres semanas, incluso antes si los padres se encuentran dispuestos.
Los bebés con pocos días de vida, aún mantienen la posición fetal, se pasan el mayor tiempo durmiendo, tienen los ojos cerrados, no dejan de hacer muecas con los morritos y lo que más me gusta, son esas crestas o esos pelos rebeldes que traen nada más nacer. Todos esos detalles se van perdiendo al mes de nacer, para dejar paso a otros detalles de un bebé más crecidito.

June tuvo ratos de llanto y ratos de tranquilidad. Yo aprovechaba cada momento, no me importaba. El factor más importante a tener en cuenta, es la paciencia y no alterarse. Siempre les digo eso a los padres cuando se empiezan a inquietar si el bebé no deja de llorar.

Pero la que tenía afán de protagonismo era doña Lara. En cada foto que tomaba estaba ella vigilando desde alguna esquina, sino era que estaba saliendo en la imagen.
La verdad que daba mucho juego y le daba un plus de ternura a las fotografías de bebé.

Estoy convencida que June y Lara se van a llevar de maravilla. Lo que no sé muy bien, es ¿ quién de las dos va a ser más trasto ?

Fotografías de embarazo y recién nacido.

Fotografías de embarazo y recién nacido.

Fotografías de embarazo y recién nacido.

Fotografías de embarazo y recién nacido.

Fotografías de embarazo y recién nacido.

Fotografías de embarazo y recién nacido.

Fotografías de embarazo y recién nacido.

Fotografías de embarazo y recién nacido.

Fotografías de embarazo y recién nacido.

Fotografías de embarazo y recién nacido.

Fotografías de embarazo y recién nacido.

Fotografías de embarazo y recién nacido.

Fotografías de embarazo y recién nacido.

Fotografías de embarazo y recién nacido.

Fotografías de embarazo y recién nacido.
Fotografías de embarazo y recién nacido.

Comments are closed.